Placeres, de Anthony Ocaña Trío

Podemos ver en el EP que nos envían, otro trabajo en la línea que ya conocíamos del compositor dominicano-español pero ésta vez con música de cámara.

El trío de violín, violonchelo y guitarra suena compenetrado y equilibrado, gracias en parte a las composiciones. En la música sensible y abierta del compositor sólo faltaba el efecto de la cuerda frotada para poder expresar todo lo que no se puede con una sola guitarra. Además acerca su música hacia una estética más clásica.

Del trabajo con efectos escuchamos “¿Qué será de nosotros?”. Una obra para guitarra con delay y violonchelo. Una pieza de tímbrica oscura que usa arpegios ascendentes y descendentes de armonías cercanas a la música pop pero con una estética muy personal. Es un bonito homenaje a un ser querido.

“Sin título” es un espacio para que conversen violín y violonchelo encima del juego armónico que va dando la guitarra sobre los modos eólico, frigio y dórico. Lo único que no me gusta es el título.
Del tema “Placeres”, que da nombre a todo el trabajo, podemos escuchar dos versiones. Algo curioso para un EP con sólo cuatro pistas. Yo hubiera puesto directamente la segunda (extended version) porque dice algo más. De una forma u otra este tema podría describirlo como un día normal, un día que vas al trabajo, y vuelves sin más. Tendremos una forma diferente de ver los placeres, pero he de reconocer que es la composición que menos me ha gustado. En la versión extendida parece que toma un camino nuevo y más divertido para volver a casa.

Mónica Fuentefría, Laura Salinas, y Anthony Ocaña, o lo que es lo mismo Anthony Ocaña Trío nos hacen un bonito regalo. Un disco muy versátil para todos los públicos. Aunque haya un solo compositor los tres hacen la música suya.